Acreditada 6 años

ADC Agencia de Acreditación

II Simposio en salud en el embarazo abordó innovaciones terapéuticas de enfermedades gestacionales metabólicas

Innovaciones terapéuticas de enfermedades gestacionales metabólicas fue el gran tema en torno al cual giraron las charlas del II Simposio de Salud en el Embarazo, organizado por la Escuela de Medicina, Campus San Felipe, y auspiciado por PMI UVA 1402. 

Dirigido por los profesores Fabián Pardo y Jorge Pozo, el encuentro científico convocó a destacados investigadores nacionales e internacionales que dieron a conocer las últimas investigaciones e innovaciones terapéuticas de enfermedades metabólicas en gestantes. Docentes, estudiantes y tutores clínicos se dieron cita en la segunda versión del simposio.

Reproducción asistida, desafíos de nuevos marcadores de síntesis de esteroides, nuevas propuestas en el manejo del embarazo con diabetes gestacional y estudio de factores de riesgo en patologías del embarazo, fueron algunos de los temas desarrollados.

El doctor Sergio López, gineco-obstetra del Hospital San Camilo, quien se refirió al manejo del embarazo en pacientes con diabetes gestacional en el centro asistencial de San Felipe, sostuvo que “una de cada 8 mujeres embarazadas tiene diabetes gestacional y esa es una situación muy complicada desde el punto de vista de los resultados de ese futuro recién nacido”. 

Agregó que existe evidencia que esas pacientes tienen más probabilidades de presentar diabetes mellitus a mayor nivel de alteración de los niveles de azúcar. “Una de las cosas que más influye es cómo se cuida esa mujer (dieta, ejercicio y monitoreo) al momento del diagnóstico de diabetes gestacional y cómo se cuida después del nacimiento del bebé, porque ahí es cuando puede ser evitable de diabetes mellitus. Esto último es más complejo porque se sienten sanas y abandonan el control”.

En tanto, el doctor Aníbal Scarella, dio a conocer el progreso de los resultados prenatales tras técnicas de reproducción asistida en el Centro de Reproducción de la Universidad de Valparaíso, que él dirige.

“Damos cabida a los pacientes que nos derivan del sistema público de la tercera, cuarta y quinta región, así como pacientes privados que tienen acceso a tratamientos reproductivos a menor costo. En tres años de funcionamiento, nuestro centro tiene un promedio de 50% de embarazos por ciclo, lo que es muy bueno y muy alto a nivel nacional e internacional”, informó.

Ante los resultados y como medida preventiva para evitar los embarazos múltiples, el centro ha comenzado a utilizar un solo embrión para reproducción asistida. “Es un estándar nuestro pero muchos centros han comenzado a ver esta política como una política institucional. Se basa en que nuestros resultados son equivalentes a cuando transferimos uno o dos embriones, por lo que no tiene sentido exponer a la paciente a embarazos múltiples”, agregó.

El simposio contó además con la participación de la doctora Indira Chiarello, doctor Enrique Guzmán, doctor Manuel Maliqueo y doctor Marcelo Farías, quienes abordaron “Theranostics: exosomas en el diagnóstico y tratamiento de patologías del embarazo” “Estudio de factores de riesgo en patologías del embarazo”, “Desafíos de nuevos marcadores de síntesis de esteroides aplicados en la placenta de mujeres con obesidad gestacional”, e “Innovaciones desarrolladas en el manejo de la obesidad en el embarazo”, respectivamente.

Para uno de los organizadores del simposio, profesor Fabián Pardo, el simposio “fue una mezcla perfecta de la ciencia básica y clínica teniendo presentaciones muy didácticas para estudiantes y muy informativas para los clínicos. Quedamos muy contentos con los resultados, no sólo por la audiencia sino también por la calidad de los expositores. Buscamos entregar los conocimientos actualizados en salud para beneficio del Servicio de Salud Aconcagua y para los usuarios de éste”, dijo. 

Agregó que, adicionalmente, con el simposio se generan colaboraciones del Laboratorio de Investigaciones de Enfermedades Metabólicas, de nuestras Universidad, con la Universidad de Chile y la Universidad de Concepción.

Con respecto a las temáticas, indicó que son bastante actualizadas, realizadas por profesionales que están activamente investigando e innovando en terapia. “Ello permite incentivar a los clínicos y estudiantes a que hagan innovaciones en salud, en cualquiera de sus formas”, concluyó.

 

 

III Jornada de Psiquiatría y Salud Mental amplió la mirada a otros determinantes sociales

Con una mirada más amplia, que en esta oportunidad abarcó otros determinantes sociales como son la migración y territorio, la Escuela de Medicina desarrolló la III Jornada de Psiquiatría y Salud Mental. Bajo el título “Cruce de miradas”, la jornada -que contó con el auspicio del Servicio de Salud Aconcagua- tuvo como panelistas invitados a psicólogos, psiquiatra, antropólogo y un arquitecto. 

Tal como explicó su director, el psiquiatra Felipe Zúñiga, docente de la Escuela de Medicina, a la luz del proceso de inmigración a nivel nacional y local, es necesario abrir espacios a la discusión de las distintas disciplinas que van más allá de lo médico. 

“El tema migratorio se da en un escenario complejo que no es sólo en el ámbito de la salud sino político, de la vida cotidiana de la gente y de territorio. Necesitamos, sobre todo en un momento de cambios tan profundos en Chile, dar una visión que sea más integradora y no la tradicional. Si ya estábamos quedando cortos en nuestro sistema de salud para abordar los problemas que tenemos, nos parece que en este nuevo escenario, con nuevas complejidades, necesitamos tener nuevos lenguajes”, sostuvo el docente.

Agregó que a nivel de salud mental están absolutamente desprotegidos desde el punto de vista de las prácticas o capacidades del sistema. “Formalmente estamos tratando de resolver las cosas con los recursos que tenemos, lo que es ineficiente. En salud mental no tenemos facilitadores o mediadores interculturales para la barrera del idioma que es fundamental, así como la cosmovisión, la mirada cultural y profundas diferencias que puede haber en el proceso de salud-enfermedad. Cuando hablamos de salud mental hablamos de la visión del mundo que visión de la vida tenemos”.

Señaló que, en el caso de la población haitiana, si bien aún no hay casos de pacientes ingresados en el Hospital Psiquiátrico, teme que esto sea porque aún estamos en proceso de transición, donde la población no sabe dónde acudir o no ha logrado compenetrarse de nuestro sistema de salud. O bien, que ellos estén articulando sus parasistemas.

 La jornada contó con la participación del profesor de la Escuela de Medicina, el antropólogo Cristian Torres, quien presentó “Interculturalidad, un proceso de construcción y su abordaje en salud” y “Salud mental en el contexto migratorio”; el psicólogo José Luis Saldivia con la presentación “Modelo comunitario en salud mental”; el doctor Álvaro Aravena con el tema “Plan Nacional de salud mental: tres décadas de desarrollo”; el psicólogo Cristian Videla con la exposición “Territorio y psicología comunitaria: implicancias y alcances”, y el arquitecto Felipe Barrios con la presentación “Arquitectura: incidencias constructivas”.

En la tercera versión de la jornada de psiquiatría participaron médicos, estudiantes, docentes, titulados de la Escuela de Medicina UV y profesionales de la salud del valle de Aconcagua.

Medicina San Felipe celebra V Encuentro de Titulados

Una noche de gratos recuerdos y amena conversación sostuvieron los egresados y docentes que participaron en el V Encuentro de Titulados de la Escuela de Medicina Campus San Felipe. La actividad forma parte del Programa de Seguimiento y Vinculación con Egresados y Empleadores, y busca reforzar el vínculo de la Escuela con sus egresados, el que se mantiene durante el resto del año a través de actividades de capacitación y extensión, a las que son convocados permanentemente.

El grupo de 25 médicos titulados del Campus San Felipe se reunió en el Club San Felipe, junto a la jefa de carrera de Medicina San Felipe, doctora Ana María Julio, el encargado del programa de Seguimiento de Egresados, profesor Christian Ramonda, y las funcionarias de la carrera, Marcela Espinoza, Vanesa Franciscangeli y Susana Ibaceta. 

En torno a una cena y en un espacio distendido, dieron cuenta de sus avances laborales, dificultades y oportunidades que han enfrentado como médicos del sistema público de salud, en su etapa de destinación y formación, o en la beca de especialidad que se encuentran cursando.

La doctora Julio agradeció la alta concurrencia de ex alumnos, los invitó a mantenerse vinculados a través de las actividades de capacitación y vinculación que desarrolla la Escuela de Medicina y los instó a participar en la reunión con los pares evaluadores, en el marco de la Acreditación Internacional, a la que se sometió voluntariamente la Escuela de Medicina. 

Por su parte, el profesor Christian Ramonda valoró la participación deL alto número de titulados, muchos de los cuales permanecen en el valle, ya sea trabajando o en etapa de destinación y formación.

Medicina presentó edición póstuma de libro escrito por el doctor Benjamín Subercaseaux

En una ceremonia que estuvo cargada de recuerdos, anécdotas y reconocimientos, la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso presentó -en forma póstuma- la segunda edición del libro “Apuntes de parasitología práctica”, escrito por el destacado médico, profesor y ex director de la Escuela de Medicina de la UV Benjamín Subercaseaux Sepúlveda, fallecido en enero pasado.

La versión ampliada y actualizada de dicho volumen fue comentada por el reconocido especialista y expresidente de la Federación Latinoamericana de Parasitología Werner Apt.

El acto-homenaje lo encabezó el decano de la Facultad de Medicina, Antonio Orellana, y a él asistieron el vicerrector académico, José Miguel Salazar; la vicerrectora de Vinculación con el Medio, Eva Madrid; el presidente del Colegio Médico filial Valparaíso, Juan Eurolo; jefes de departamentos y docentes de diferentes escuelas y unidades.

También estuvieron presentes, como invitados especiales, la viuda del doctor Subercaseaux, Gloria Eurolo, y sus hijos Benjamín y Mónica, quienes fueron acompañados por colegas, amigos y discípulos de su padre.

Homenaje

El primero en hacer uso de la palabra durante la ceremonia fue el decano Antonio Orellana, quien dio cuenta de sus respetos y admiración por el doctor Subercaseaux. “Este libro luminoso refleja una creación intelectual desarrollada por quien estimo como un precursor de la medicina nivel regional y que forma parte de lo mejor de la historia de nuestra Escuela de Medicina”, dijo el decano.

Acto seguido intervino el doctor Juan Vielma, profesor adjunto de la cátedra de Imagenología de la Escuela de Medicina, quien hizo una semblanza del autor.

Finalmente, habló el doctor Werner Apt, quien valoró y destacó el trabajo que desarrolló el profesor Subercaseaux y la visión que éste tuvo al reunir sus escritos en un texto que calificó de “un maravilloso compendio cuyas definiciones, interpretaciones e ilustraciones son de gran calidad y de inestimable utilidad y valor educativo para estudiantes, docentes y profesionales de la salud”.

Para testimoniar la culminación de la edición actualizada de “Apuntes de parasitología práctica”, la viuda y los hijos del autor, acompañados de sus amigos más cercanos, hicieron entrega oficial del libro a la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso, en cuyo nombre lo recibió el decano Antonio Orellana.

Este lo acompañaron de un obsequio especial, la portada enmarcada de dicho volumen, con una placa que reza: “En memoria del profesor Dr. Benjamín Subercaseaux Sepúlveda. A la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso. La familia y sus amigos”.

Obra de consulta

“Apuntes de parasitología práctica” fue publicado originalmente en 1992, después de ganar el primer concurso de obras académicas del Sello Editorial UV. En su realización, el doctor Subercaseaux contó con la especial colaboración de la profesora Patricia Neira Otero (también fallecida), con quien dio forma y ordenó una serie de notas, conceptos e ilustraciones que ambos elaboraron para ser expuestas durante las clases que dictaban como parte del antiguo curso de Parasitología de la Escuela de Medicina.

Este ejercicio culminó en un texto que se transformó en una obra de consulta permanente entre los docentes y estudiantes de ese plantel y también entre profesionales de la salud vinculados a la atención primaria, ya que su contenido adquirió gran relevancia y fue adoptado por otras carreras, como Enfermería, Obstetricia y Puericultura y Química y Farmacia.

Con el paso del tiempo, su autor introdujo nuevos contenidos y actualizó otros, generando una segunda versión a color y ampliada que quedó inconclusa y no pudo ver la luz debido a su repentina muerte.

A raíz de ello, un grupo de amigos y especialistas cercanos al doctor Subercaseaux -liderados por los médicos Juan Eurolo, Juan Idiáquez y Juan Vielma- asumió la tarea de terminar el trabajo de su querido colega, lo que hizo posible la impresión de esta segunda edición.

Medicina inauguró avanzada unidad de simulación y entrenamiento para cirugías laparoscópicas

La primera y más moderna unidad de simulación quirúrgica basada en técnicas de laparoscopía o cirugía mínimamente invasiva a nivel universitario en la región inauguró la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso.

La nueva dependencia fue habilitada gracias a una donación de equipamiento e instrumental que realizó la Sociedad de Cirujanos de Chile (SOCICh), como parte del innovador programa de capacitación y entrenamiento de especialistas que dicha entidad creó con el propósito de revolucionar la enseñanza y la práctica clínica de la cirugía en nuestro país.

En lo específico, el aporte consistió en la entrega de cuatro equipos de simulación de última generación provistos de pantallas de alta definición, softwares, equipos de grabación de videos, pinzas quirúrgicas, trócares y herramientas para telesimulación, entre otros implementos, que en total representó una inversión aproximada de sesenta millones de pesos.

La donación se hizo efectiva durante una ceremonia que tuvo lugar en el Centro de Simulación Clínica de la Facultad de Medicina UV, la cual fue encabezada por la secretaria de ese plantel, Jessica McCawley. Asistieron el presidente de la SOCICh, Nicolás Jarufe; el coordinador médico del programa de entrenamiento quirúrgico de esa sociedad, Julián Varas; la directora de Postítulo y Postgrado de la Escuela de Medicina UV, Anamaría Correa; el director del Departamento de Cirugía General de esta última, Juan Bombin, y el jefe de la nueva unidad de simulación quirúrgica, Claudio Canales, junto a otras autoridades académicas, docentes y becados.

Características y utilidad

La característica principal de los equipos donados es que cada uno de ellos replica el abdomen de un paciente en base a un módulo o cavidad al que se le puede insertar el instrumental laparoscópico estándar, además de cámaras de video que tiene adosadas microequipos de transmisión de imágenes en modalidad 4k y un cronómetro, todo lo cual va conectado a un sistema de pantallas externas.

“De esta manera, cada procedimiento que se realice en cualquiera de los simuladores podrá ser visto y controlado de inmediato por los docentes-instructores, que de esta forma estarán en condiciones de guiar y enseñar -en tiempo real- a los futuros especialistas in situ o incluso a distancia”, explicó el doctor Claudio Canales.

Al respecto, el director del Departamento de Cirugía General de la Escuela de Medicina UV, Juan Bombin, sostuvo que con la creación de esta unidad dicho plantel quedó en condiciones de impartir -a contar del próximo año- diferentes cursos de destrezas básicas y de cirugía avanzada en esta modalidad, la que es transversal a otras especialidades, como son las de traumatología, ginecología y urología.

“El entrenamiento en cirugía mínimamente invasiva será parte formal de nuestro programa de especialidad en Cirugía General, por lo que nos abocaremos de inmediato a la actualización de los planes curriculares. Contar con este tipo de simulación nos permitirá también dictar cursos de certificación específicos a cirujanos que ejerzan en cualquier institución de salud del país que requieran desarrollar habilidades en este campo”, precisó el doctor Bombin.

Por su parte la secretaria de la Facultad de Medicina, Jessica McCawley, adelantó que la Escuela de Medicina de la UV adquirió otros dos simuladores idénticos a los donados por la SOCICh, por lo que la nueva unidad de entrenamiento quirúrgico dispondrá inicialmente de seis equipos.

Ventajas

Las intervenciones laparoscópicas son cada vez más utilizadas en la mayoría de las especialidades quirúrgicas, en particular en la cirugía digestiva, en la cual se aplica en casos de gastrectomías por cáncer gástrico, extracción de vesícula biliar, cirugías de la obesidad, páncreas, resecciones de hígado, colon y recto. Sus resultados son al menos comparables con las cirugías “abiertas” o tradicionales, pero con claras ventajas en la recuperación de los pacientes, ya que al ser poco invasivas producen menos dolor post-operatorio, acorta los días de hospitalización y genera cicatrices más pequeñas (beneficio estético).

“Estas ventajas contrastan con la realidad nacional e internacional, ya que ha sido difícil de implementar y por sobre todo difícil de entrenar. El modelo mentor-aprendiz utilizado clásicamente en la enseñanza y entrenamiento quirúrgico aún predomina, a pesar de que es muy dependiente de variables como la capacidad y experiencia de los tutores. La simulación quirúrgica laparoscópica, por el contrario, ha demostrado claros beneficios para adquirir habilidades carentes y acortar curvas de aprendizaje”, argumentó el doctor Nicolás Jarufe.

Por ese motivo, la SOCICh desarrolló un plan para habilitar unidades de simulación de este tipo en la mayoría de las escuelas de medicina del país, de manera de asegurar las competencias entregadas en ella a los residentes. Ello a través de un innovador programa de entrenamiento que incorpora novedosas metodologías de aprendizaje y tecnologías de alto nivel, en especial de telesimulación o simulación a distancia, como parte de un modelo de docencia pionero en Latinoamérica que fue especialmente diseñado por el doctor Julián Varas.

Escuela de Medicina inaugura huerto medicinal intercultural en Campus San Felipe

Buscando avanzar en el reconocimiento de la cosmovisión y salud intercultural como una herramienta para potenciar el abordaje de una atención del proceso de salud-enfermedad con pertinencia cultural, la Escuela de Medicina desarrolló la creación colectiva de un huerto medicinal intercultural en el Campus San Felipe.

Para ello contó con la colaboración de Escuela de Tecnología Médica, el Programa Especial de Pueblos Indígenas del Servicio de Salud Aconcagua, Organizaciones de Pueblos Originarios, el Hospital Psiquiátrico Dr. Philippe Pinel y Conaf, y la participación de cerca de 50 personas, pertenecientes a centros de salud familiar, colegios, comunidad universitaria y juntas de vecinos. 

El proyecto de construcción del huerto comprendió cuatro sesiones teórico-prácticas, donde los alumnos aprendieron acerca de medicina botánica, cosmovisión, antropología del otro, cuidados de la tierra y plantas, para finalizar con la plantación de las hierbas y montaje del huerto. 

En la ceremonia de inauguración del huerto, la jefa de carrera de Medicina, doctora Ana María Julio, señaló que “desde hace siglos los paradigmas en salud han estado permeados por el conflicto entre la biomedicina como práctica médica hegemónica y las medicinas populares, tradicionales y alternativas como prácticas subordinadas. Como Escuela de Medicina valoramos el pluralismo, la diversidad y la interacción entre los pueblos originarios y culturas de distintas nacionalidades, reconociendo su cosmovisión y abordaje en el proceso salud-enfermedad-atención. Ello nos permite avanzar en la transmisión de experiencias ancestrales, con el fin de construir una práctica médica más inclusiva y respetuosa del saber popular y tradicional”.

Y agregó: “es así como el huerto medicinal intercultural que hoy inauguramos, representa un momento histórico en nuestro desarrollo como escuela, pues en dicho proyecto confluyeron de forma simétrica, distintos campos de conocimientos, prácticas y costumbres de distintos actores: estudiantes, docentes, funcionarios, profesionales, personas de la comunidad, pueblos originarios y organizaciones de la sociedad civil".

Juan Vielma, facilitador intercultural del Cesfam de Santa María, colaboró durante el proceso de construcción colectiva del huerto medicinal transmitiendo parte de la sabiduría ancestral y cosmovisión mapuche a los participantes. “Mi compromiso es llevar adelante y mantener lo que tiene que ver con nuestra medicina. La importancia de la interculturalidad en salud, hoy día nos lleva al encuentro de dos sistemas diferentes. Tiene que entenderse la interculturalidad como la capacidad de movernos todos dentro de distintas culturas. Nuestra cosmovisión como pueblo mapuche le da un sentido a la salud indígena, a la naturaleza, los ancestros y los espíritus. Hemos avanzado pero falta poder darle un enfoque intercultural a la salud”, sostuvo.

Junto con agradecer la oportunidad, invitó a seguir trabajando y dialogando para lograr una real la integración de los saberes de la cultura indígena en los estudiantes de pregrado. 

En representación de los alumnos del taller, Judith Silva, profesora del Colegio Alemán de San Felipe, agradeció la oportunidad de participar del proyecto que “abre puertas que nos llevan a soñar en un mundo mejor, a considerar a nuestros antepasados como sabios en muchos aspectos, aprender que para cada malestar hay una alternativa o una respuesta en la propia naturaleza y creer que en la prevención está la clave de tener una mejor salud”.

“Personalmente he podido llevar esta práctica a mi lugar de trabajo, motivando tanto a niños como a toda una comunidad en esta tarea de incorporar las plantas en nuestra vida cotidiana”, expresó.

Para finalizar, Juan Vielma y los asistentes al taller del huerto plantaron el árbol sagrado del pueblo mapuche, el canelo, con una ceremonia que fue guiada por el facilitador intercultural.

 

Escuela de Medicina
Universidad de Valparaíso