Acreditada 6 años

ADC Agencia de Acreditación

Servicios de Salud dieron la bienvenida a los médicos que iniciaron becas de especialidad

Con un encuentro informativo y de camaradería, las autoridades de los servicios de Salud Valparaíso-San Antonio (SSVS) y Viña del Mar-Quillota (SSVQ) dieron la bienvenida formal a los médicos que este lunes 2 de abril se incorporaron a los centros pertenecientes a ambas redes asistenciales como parte de su proceso formativo de especialización.

Se trata de 180 profesionales que a partir de ahora ejercerán tanto en hospitales como en centros asistenciales y de salud primaria de menor complejidad, de los cuales 165 corresponden a titulados de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso.

Este plantel se consolida como uno de los centros formadores de médicos que más aporta al sistema de salud público del país, ya que gradúa aproximadamente al 90% de los futuros especialistas que cada año se gradúan en la región de Valparaíso y a casi el 15% de los que se reciben a nivel nacional.

La recepción tuvo lugar en la sala Rubén Darío del Centro de Extensión de la UV y fue encabezada por el secretario regional ministerial de Salud, Francisco Álvarez, quien en la ocasión estuvo acompañado por la directora (s) del SSVS, Alis Catalán, y el director (s) del SSVQ, Leonardo Reyes.

Las autoridades mencionadas coincidieron al señalar que la incorporación de los nuevos médicos al sistema público de salud es muy relevante, ya que los pacientes que están en las respectivas redes cada vez necesitan mejores especialistas y en mayor número.

Aporte significativo

La mayor parte de los médicos recién incorporados se mostraron entusiasmados y comprometidos con el objetivo de aportar a reducir la brecha de especialistas y mejorar el nivel de la atención.

“Tengo muchas expectativas porque este periodo va a durar seis años y siempre me ha gustado el servicio público, entonces quizás me quede mucho más tiempo”, afirmó Francisca Soto.

Similar opinión expresó Diego Ortega, quien inició su etapa de destinación y formación en un centro de salud familiar: “Un Cesfam atiende a gran parte de la población en sectores relativamente vulnerables, por lo tanto las expectativas son altas. Quiero aportar con todas las herramientas que pueda tener y tratar se hacer surgir la salud pública en donde voy a trabajar”.

Valle de Aconcagua

Dentro del marco del Plan Nacional de Formación y Retención de Especialistas, el Servicio de Salud de Aconcagua (SSA) recibió a 29 médicos que estarán en su Etapa de Destinación y Formación (EDF) y a aquellos que cursarán su Período Asistencial Obligatorio (PAO), de los cuales, doce son ex alumnos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso. Los profesionales arriban a los Centros de Salud Familiar y hospitales en las Provincias de San Felipe y Los Andes. 

Del total de médicos, quince profesionales cumplirán su Etapa de Destinación y Formación (EDF) en los Cesfam de Catemu, Cordillera Andina, Llay Llay, San Felipe El Real, Santa María y Hospital San Francisco de Llay Llay. En tanto, catorce profesionales se suman a diversas especialidades donde iniciarán el Período Asistencial Obligatorio (PAO) en los Hospital San Camilo de San Felipe con atenciones en cirugía general, medicina interna, otorrinolaringología, pediatría, ginecología oncológica e infectología pediátrica. Mientras que, en el Hospital San Juan de Dios de Los Andes atenderán medicina interna, obstetricia, ginecología, traumatología y ortopedia; en el Cesfam San Felipe El Real se atenderá medicina familiar.

La ceremonia de recepción se realizó en el Hospital San Camilo de San Felipe, y en ella participaron el gobernador provincial, Claudio Rodríguez, el subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud de Aconcagua, doctor Luis Foncea, y la directora del centro asistencial, Susan Porras, quienes dieron la bienvenida a los médicos que comenzaron a trabajar el pasado 1 de abril en los distintos Cesfam y hospitales.

Novedosa oferta de electivos en Medicina San Felipe

Con la presencia de más de cien estudiantes, se realizó la presentación de la oferta de cursos electivos correspondientes al primer semestre para estudiantes de la carrera de medicina del Campus San Felipe. El profesor Christian Ramonda, señaló que se han considerado las necesidades expresadas por los estudiantes para definir los electivos de este primer semestre y es así que para este periodo se cuenta con los siguientes:
1. Lengua de señas
2. Habilidades básicas del idioma Francés
3. Técnicas para el trabajo con grupos
4. Migración y Salud
5. Arteterapia y Salud

El periodo de inscripción para estas asignaturas se extendió desde las 13:30 hrs del mismo día martes hasta las 12:00 hrs de hoy jueves 29 de marzo.

Con todo, estas asignaturas contribuirán al desarrollo del perfil de egreso de estudiantes de la carrera y que está acorde con las necesidades sociales actuales.

 

 

Revolucionaria cirugía: médicos UV implantan estimulador cerebral a paciente con Parkinson

En lo que representa un nuevo y significativo avance en las terapias contra el Mal de Parkinson en Chile, un equipo multidisciplinario de médicos-docentes de la Universidad de Valparaíso que ejercen como especialistas en los servicios de neurocirugía y neurología del Hospital Carlos van Buren implantó con éxito un estimulador cerebral profundo a una mujer de 52 años que se encontraba afectada de manera severa por dicha enfermedad, gracias a lo cual esta última ha recuperado parte de su movilidad y empezado a llevar, de nuevo, una vida relativamente normal.

Se trata de la primera operación de este tipo que se realiza en un centro asistencial perteneciente al sistema público de salud de nuestro país, hecho que fue ampliamente valorado por todos los involucrados, ya que le abre las puertas a cientos de personas aquejadas por ese mal que en la actualidad se encuentran a la espera de acceder a tratamientos más efectivos y de menor costo, pues hasta ahora solo podían optar a ésta en tres clínicas privadas ubicadas en Santiago.

La beneficiada fue Carmen Guzmán Videla, dueña de casa que vive en la comuna de Puchuncaví y que desde hace ocho años sufría los efectos de notorios espasmos y rigidez muscular que la mantenían semi-postrada al interior de su hogar, al no poder desenvolverse en forma autónoma y ser dependiente absolutamente de la ayuda que le brindan su marido y sus tres hijos.

Procedimiento de vanguardia

La revolucionaria cirugía a la que fue sometida la mujer tuvo una duración de casi diez horas y consistió en la colocación de un estimulador cerebral profundo o DBS -un minúsculo dispositivo dotado de dos electrodos- en el núcleo subtalámico de su cerebro. Para ello, los médicos a cargo del procedimiento combinaron métodos de estereotaxia (que permite el acceso preciso a áreas cerebrales a través de un pequeño orificio en el cráneo), fusión digital de imágenes y registro de la actividad eléctrica mediante la utilización de una sonda muy fina que permite registrar la actividad neuronal de pequeños grupos neuronales o incluso de una sola neurona.

Además de ello, los especialistas le implantaron a la paciente una batería subcutánea en la parte superior del tórax -responsable de entregarle energía al estimulador cerebral para que éste, a su vez, pueda enviar impulsos eléctricos al cerebro-, la cual es recargable en forma externa y tiene una duración de alrededor de diez años.

El equipo de facultativos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso que participó en la operación fue liderado por el neurocirujano Carlos Bennett y lo integraron las neurólogas Lilian Acevedo y Gisella Tapia -especialistas en trastornos del movimiento y del ámbito cognitivo, respectivamente-, el anestesista Carlos Muñoz, el neurofisiólogo Juan Pablo Gigoux y el psiquiatra Cristian Haring.

Todos ellos han realizado cursos de perfeccionamiento en esta disciplina en el extranjero, en países como Canadá, Francia, España, Brasil y Colombia, lo que lo sitúa entre los escasos y más capacitados equipos médicos en Chile para implantar dispositivos DBS.

“La estimulación cerebral profunda es un tratamiento de vanguardia para la enfermedad de Parkinson y otros trastornos del movimiento, como la distonía. El hecho de haber logrado realizar una cirugía de esta naturaleza es una muestra más de que existe una gran capacidad técnica en el servicio público y en regiones para poder realizar medicina de alta complejidad, especialmente cuando se dan alianzas entre una universidad y un hospital públicos. Pero esta cirugía no hubiera sido posible si la propia paciente no hubiera financiado parte importante del costo asociado -que supera los 20 millones de pesos- al comprar el dispositivo DBS por su cuenta. Por eso, ahora nuestro objetivo es encontrar el camino para que esta cirugía se incluya eventualmente como una terapia para el Parkinson en la Ley 20.850 ‘Ricarte Soto’, dado su elevado costo y amplios beneficios, para que esté disponible para más pacientes y así, ojalá, tener más casos exitosos como éste” afirmó el doctor Bennett.

Inversión e innovación

La estimulación cerebral profunda fue diseñada para un subgrupo de pacientes afectados por Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas. En su mayoría, se trata de personas de mediana edad que presentan síntomas severos -principalmente bradiquinesia, rigidez extrema, temblores y disquinesias- que no pueden ser aminorados mediante los fármacos que se usa habitualmente en las terapias.

Para poder realizarla, el Hospital Carlos van Buren realizó una inversión cercana a los 200 millones de pesos con el fin de adquirir el equipamiento clínico necesario para practicar intervenciones de estas características. “Esto nos pone a la cabeza, a nivel nacional, en la lucha contra el Parkinson y otras enfermedades de similares características”, dijo el director del citado centro hospitalario, David Gutiérrez.

Apoyo técnico

En esta iniciativa tanto el Hospital van Buren como el equipo médico de la UV contó con el apoyo técnico de la empresa internacional Medtronic, cuyo vicepresidente para el área del Pacífico Sur, Juan Toro, destacó la posibilidad de que cada vez más personas puedan mejorar su calidad de vida gracias a las nuevas tecnologías que ya están disponibles con fines médicos.

En Chile, a la fecha, existen unas 35 mil personas que padecen la enfermedad de Parkinson, de las cuales entre el diez y el veinte por ciento de ellas cumple con el perfil para optar a la estimulación cerebral profunda, tratamiento que ha demostrado ser eficaz en la disminución efectiva de los movimientos anormales que ésta produce.

Medicina San Felipe da la bienvenida a sus nuevos estudiantes

En un ambiente de mucho entusiasmo y camaradería se llevó a cabo la jornada de bienvenida de los nuevos estudiantes del Campus San Felipe de la Universidad de Valparaíso. La jornada comenzó a primera hora con la acreditación de los estudiantes quienes posteriormente se congregaron en el auditorio del campus para asistir a la ceremonia de recepción encabezada por el rector de la Universidad, Aldo Valle, quien estuvo acompañado de las más altas autoridades de la casa de estudios.

En su mensaje de bienvenida, el rector expresó el profundo orgullo que significa que esta nueva generación de estudiantes haya escogido a la Universidad de Valparaíso. “A partir de hoy asumimos este momento crucial como el punto de partida de una larga relación de afecto y compromiso mutuo, un vínculo en el que nuestro propósito es contribuir a que en su vida universitaria, desarrollen una experiencia de emancipación  intelectual y moral; que sean personas con autonomía y capacidad de vivir conformes a sus propias decisiones”, manifestó.

Asimismo, la máxima autoridad de la casa de estudios, recalcó el rol público de la universidad, inclusivo de todos y todas y alejado de cualquier tipo de doctrina oficial. “Por una parte, nuestro propósito tiene que ver con respetar cualquier sistema de pensamiento sin rechazar a nadie por sus creencias en ninguno de los diversos ámbitos de la vida, pero fundamentalmente, nuestra intención es que ustedes, además de convertirse en profesionales de excelencia,  asuman un compromiso con la vida en común y se transformen en ciudadanas y ciudadanos activos, con sus propias opiniones y sus propios juicios, que no se dejen arrastrar por las modas o por las hegemonías y puedan materializar un aporte a nuestra sociedad”, enfatizó.

Siguiendo en la misma línea, el secretario general de la FEUV Aconcagua, Walter Astorga, hizo un llamado a la participación de la vida universitaria y del rol que le corresponde a los estudiantes de una universidad pública del Estado, “Tenemos el deber de desarrollarnos como ciudadanos íntegros, especialmente nosotros que seremos futuros profesionales de la salud, dejando de lado las lógicas del mercado e incidiendo directamente en los habitantes del valle de Aconcagua, no necesariamente desde la perspectiva asistencial, sino que empoderando a las comunidades y fortaleciendo el rol público de la Universidad de Valparaíso”, señaló.

Alianzas

Una vez terminada la ceremonia de recepción se dio paso a las actividades recreativas organizadas por la Dirección de Asuntos Estudiantiles del campus, en coordinación con la FEUV Aconcagua, académicos y funcionarios, destacando la alta participación de los mechones quienes fueron agrupados en dos alianzas: la roja, integrada por los estudiantes de Medicina y Fonoaudiología, y la verde, que a la larga se coronó como la ganadora, conformada por Obstetricia y Puericultura, Tecnología Médica y Enfermería respectivamente, compitiendo en torneos de fútbol-tenis, tenis de mesa mixto, taca-taca mixto, juegos sorpresa y zumba.

Para finalizar, la nueva generación de mechones se trasladó hasta el casino del campus donde compartieron la tradicional tallarinata, dando inicio oficialmente a su anhelada vida universitaria.

 

Alcalde y directivos de la red de salud de Quillota valoran aportes del internado en APS de Medicina

Una positiva evaluación del internado que la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso mantiene activo desde hace cuatro años en la red de centros de salud de Quillota, que ha significado que una gran cantidad de médicos recién titulados conozca y sea parte del modelo de atención primaria que se aplica en esa comuna, hicieron el alcalde de la misma, Luis Mella, y los directivos encargados de dicha instancia.

Las autoridades edilicias se reunieron para analizar el progreso e importancia que ha adquirido ese programa formativo a nivel local, del que valoraron especialmente su enfoque humanista, que busca que los futuros médicos consideren a los pacientes como personas antes que simples enfermos, privilegiando una relación cercana y equitativa.

En ese sentido, el alcalde Mella -quien es médico de profesión- sostuvo que el hecho de que los facultativos reconozcan a quienes atienden como “legítimos otros” representa un gran avance en el ámbito de la salud. “Por ello, espero que a partir de ahora los internos tengan mayor presencia en los campos clínicos del sector de Boco, específicamente en el Parque El Edén y en zonas aledañas, donde próximamente se espera concretar un Centro Mundial de Desarrollo Humano y Felicidad, en el que la Universidad de Valparaíso puede ser un gran aliado”, acotó.

El encuentro tuvo lugar en el Open Hotel de esa comuna y en él participaron el director de SaludQuillota, Víctor Alvarado; el subdirector del Área Técnico-programática de esa entidad, Pablo Lira Mendiguren; la encargada de Desarrollo Institucional a Nivel Local, Claudia Maturana; y los médicos tutores locales José Silva, Diego Ramírez, Rogelio Monsalve, Ximena Maldonado, Macarena González, Rodrigo Carreño, Constanza Bhole y Álvaro Señor.

De parte de la UV asistieron el Decano de la Facultad de Medicina, Antonio Orellana, y el médico y docente del Departamento de Salud Pública y tutor de Atención Primaria de la Escuela de Medicina, Aníbal Vivaceta.

Concepto innovador

Tras la evaluación, el decano Orellana agradeció el apoyo y las oportunidades brindadas por la Municipalidad de Quillota para la realización del internado, del que también destacó sus características.

“Este concepto de mirar al ciudadano en el aspecto de salud, de no sólo cuidarlo de la enfermedad, sino que darle un bienestar en muchos aspectos, entre los cuales está la felicidad, no sólo es un concepto innovador, sino que termina siendo un concepto de salud pública. Lo que nuestros estudiantes están aprendiendo en Quillota es un concepto ciudadano muy bueno”.

Por su parte, el director de SaludQuillota, Víctor Alvarado, dijo que el enfoque centrado en las personas que tiene la red municipal de centros de salud cambia la forma en que se vinculan con la gente, innovando y obteniendo resultados muy positivos, los cuales se han traducido en algunas estadísticas de salud, como que las personas viven más años que en otras comunas del país o que la mortalidad infantil va en disminución y que la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano partió tres años antes en relación a las políticas del Ministerio de Salud.

Andrés Novoa Miranda: “Opté por Medicina en la UV porque aspiro a lo más alto y a hacer cambios en la sociedad”

Con 807,5 puntos ponderados en la PSU, Andrés Novoa Miranda fue el estudiante con el más alto puntaje en ingresar este año a la Universidad de Valparaíso.

El joven egresado del colegio Monjas Francesas de Viña del Mar se matriculó en Medicina, trámite que realizó en compañía de su padre Guillermo y su madre María de los Ángeles, quienes no pudieron ocultar su orgullo y emoción al enterarse de que su hijo fue reconocido por ello como el “mechón de oro 2018” de la UV.

Lo anterior también le valió ser felicitado personalmente por el decano de la Facultad de Medicina, Antonio Orellana, y el director de la Escuela de Medicina, Rodrigo Vergara, quienes se reunieron con él para informarle que en su condición de primer seleccionado de esa carrera se hizo merecedor, además, de la Beca de Honor institucional a la excelencia académica.

“Cuando me lo dijeron quedé sorprendido. Sabía que tenía una muy buena ponderación, pero nunca pensé que yo sería el primer seleccionado de la lista”, confesó el estudiante.

Hacer la diferencia

Andrés Novoa Miranda reveló que se matriculó en Medicina en la Universidad de Valparaíso por estar convencido de que estudiar una carrera orientada a servir a las personas, en una casa de estudios de marcado compromiso con lo público, le permitirá “hacer la diferencia”.

Según él mismo reconoció, la decisión la tenía clara desde octavo básico, cuando se dio cuenta que el área de las ciencias le apasionaba y también ayudar a los demás.

“Desde chico participo en el Movimiento Schoenstatt y allí -al igual que en mi casa- siempre me han inculcado que uno debe aspirar a lo más alto. Por eso decidí ingresar a Medicina en esta universidad, porque es una disciplina muy social. Desde niño he participado en muchas misiones y por eso quiero y espero seguir contribuyendo con mi cien por ciento a hacer cambios en la sociedad. Formarme en una profesión y en una institución que comparte estos valores me permitirá crecer como persona, vincularme con los otros y ayudar a corregir las deficiencias que hoy presenta el sistema de salud de nuestro país”, sentenció el joven viñamarino.

 
 

Escuela de Medicina
Universidad de Valparaíso